bar martínez
Recomendaciones

¡Qué fabada! Bar Martínez – Casa Zapateiro en Roda (Asturias)


Hace unos días estuvimos en el Bar Martínez (Casa Zapateiro) en Roda, un pequeño pueblecito de Asturias. Sólo puedo recordar este sitio con morriña, morriña gastronómica eso si. Este restaurante se ha ganado un post en mi blog ¡Menuda fabada!

Nos encontrábamos visitando Tapia de Casariegos, un pequeño municipio costero con unas vistas increíbles. La casualidad quiso que aparcaramos en la parte más elevado del pueblo. Sin quererlo nos encontramos con unas vistas increíbles del Cantábrico y de lejos vimos un banco. Un banco sólo frente al mar, de esos de película. Hicimos un montón de fotos, que iré publicando en próximos #MiércolesMudo, pero de momento os adelanto esta. Si queréis conocer este pequeño rincón asturiano, os dejo la ubicación concreta en este enlace de Google Maps.

El chivatazo de Julio

Aprovechando estas pedazo de vistas tanto Blanca como yo no dejamos pasar la oportunidad de publicar en Instagram. Minutos más tarde me llegó un mensaje de Julio ¡Menudo chivatazo! Me fio bastante de él y vosotros también deberíais, me explico.

Julio es el director de Repaso en serie y de su spin off Comida en serie, un podcast sobre recomendaciones gastronómicas. Lo siento, no puedo escribir un post sin hablar de podcast o sin recomendarlos. Debajo de este párrafo os pego el reproductor de Comida en serie que se lo ha ganado con creces. Si queréis descubrir joyas gastronómicas como la que hoy os traigo, no dudéis en suscribiros, en serie serio.

Después de visitar varios puntos clave de Tapia de Casariego pusimos rumbo a Roda. No había visitado el sitio nunca, pero tras su recomendación y después de leer unas cuantas reseñas por la red… Estaba claro, tanta gente no podía equivocarse. Aunque Julio me había advertido que se llenaba bastante yo ya había decidido que comeríamos allí.



Algunas de las reseñas también lo indicaban, mejor reservar llamando por teléfono. También me sumo a esta recomendación, nos tocó esperar una hora y pico, pero ¿Qué teníamos que hacer? Estábamos de vacaciones y no había prisa ¡Una botellita de sidra!

La espera mereció la pena

Un menú del día casero y asequible ¿Qué más se puede pedir? Pues nada más porque todo está increíble. Si alguna vez habéis visitado Asturias sabréis que por allí no se pasa hambre en ningún sitio y el Bar Martínez no es una excepción. Ya no por la cantidad de sus platos sino por la calidad. Suelo comer fabada a menudo pero aquel plato de cuchara es sin duda uno de los mejores recuerdos (culinariamente hablando) que me traigo de este viaje.

Si estás por la zona no lo dudes y pásate por el Bar Martínez a comer. Cuando estés con el postre, dedícame dos minutos y deja un comentario dando tu opinión.


Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.